FlagMiércoles, 15 Agosto 2018

Información de valor para integradores de Seguridad Electrónica y Ciberseguridad

 

 

spend

 

IDC presentó los resultados del Semiannual Security Spending Guide, su investigación más reciente sobre el mercado de ciberseguridad en la región, donde destacan que el gasto en ciberseguridad en Latinoamérica, durante 2017, fue de 3.03 mil millones de dólares y se prevé un crecimiento del 12.5% para finales de 2018, con una inversión de 3.4 mil millones de dólares.

“En cuanto a los países que conforman la región, Colombia es el país que tiene la mejor taza de crecimiento proyectada para 2018, con 16%, y se prevé que, tanto Brasil como México, crezcan alrededor de un 13%”, comentó Carlo Dávila, Analista Senior para IDC Latinoamérica. Actualmente, IDC pronostica que Brasil y México concentrarán el 66% de la inversión esperada para finales de 2018.

La inversión en seguridad ha continuado creciendo, de la mano de la inquietud de las empresas debido al compromiso de cumplimiento de las regulaciones que existen en cada país de América Latina, y del impacto que produce la búsqueda de eficiencia para proteger información sensible, tanto de los clientes como de las compañías.

El continuo acercamiento entre information technology (IT) y operational technology (OT), aunado al desarrollo de proyectos de IoT, es otro factor importante que impacta el gasto en seguridad, principalmente en el sector de manufactura. Las plataformas de software y servicios crecerán aceleradamente hacía finales del presente año, con un promedio de 14.3%, mientras que hardware, se prevé, incrementará sólo un 5.6%.

La plataforma de servicios para la entrega de soluciones de seguridad continúa incrementando su importancia y se proyecta que, hacia finales de 2018, significará un 55% del total de la inversión en ciberseguridad; esta proporción está impulsada por la existencia de un número significativo de diferentes fabricantes dentro del ecosistema de una compañía, lo que hace que la gestión y la administración de estas soluciones se haga más compleja y con mayor costo, pues actualmente se observa una falta de profesionales que puedan cubrir las necesidades del mercado en materia de ciberseguridad. Las empresas están tomando en cuenta modelos en los cuales requieren de menos expertise in house y considerando entrar a un modelo que requiera menos inversión directa en productos y mayores capas de servicios.

Los tres principales sectores en el mercado de ciberseguridad son finanzas, manufactura, y distribución y servicios. De acuerdo con IDC, dichos sectores concentran el 70% de la inversión en la región. “En cuanto al sector financiero, en la medida en que siga integrando, a sus ecosistemas, tecnologías como nube y movilidad e implementado modelos de Transformación Digital, requerirá un mayor nivel de inversión en seguridad avanzada”, concluyó el analista.