FlagJueves, 12 Diciembre 2019

Información de valor para integradores de Seguridad Electrónica y Ciberseguridad

 

 

robo interno

 

Impulsadas por las tecnologías y productos de vanguardia de Thales y Verint, las dos compañías se complacen en presentar The Cyberthreat Handbook, un informe de alcance sin precedentes diseñado para proporcionar una clasificación y la base para una mayor investigación de los principales grupos de ciberatacantes, incluyendo a cibercriminales, ciberterroristas, grupos hacktivistas y hackers patrocinados por el estado.

Como parte de la asociación estratégica para crear una tecnología integral de inteligencia cibernética de última generación, los analistas de inteligencia de amenazas de Thales y Verint han trabajado juntos para proporcionar esta vista única de 360° del panorama de ciberamenazas, con descripciones detalladas de las actividades de unos sesenta grupos particularmente significativos, incluidas sus tácticas y técnicas, sus motivos y los sectores seleccionados a partir del análisis de múltiples fuentes de datos como la web y la inteligencia de amenazas.

A medida que la seguridad cibernética crece en importancia, Thales y Verint han trabajado juntos para obtener más información sobre los ciberatacantes y las técnicas que emplean, con el propósito de ayudar a las organizaciones de los sectores público y privado a detectar y anticipar de mejor manera futuros ataques. El panorama de las amenazas cibernéticas está extremadamente diversificado, y conocer a los enemigos puede ser particularmente complejo en este mundo de subterfugios y engaños.

"Los equipos de Thales y Verint están inmensamente orgullosos de publicar este informe hoy como parte de su cooperación en tecnología y experiencia en el dominio. Único en su amplitud y profundidad, es la culminación de muchos meses de estudio, investigación y análisis minucioso y la correlación de datos relevantes. A medida que las amenazas cibernéticas proliferan y evolucionan, la seguridad cibernética claramente tiene un papel importante que desempeñar, particularmente para los proveedores de infraestructura crítica. Es nuestro deber analizar, comprender y describir las técnicas empleadas por los ciberatacantes para que nuestros clientes y todas las demás empresas y organizaciones estén mejor preparados para detectar y anticipar futuros ataques." - Marc Darmon, Vicepresidente Ejecutivo de Comunicaciones y Sistemas de Información Seguros de Thales

"Unir fuerzas con Thales fortalece nuestra capacidad mutua para brindar un conocimiento integral de las amenazas potenciales y, por lo tanto, proporcionar la protección de seguridad cibernética necesaria", dijo Elad Sharon, presidente de Verint Cyber Intelligence Solutions. “Verint Cyber Intelligence aprovecha años de experiencia en el dominio de inteligencia, integrado en las metodologías y tecnologías de investigación críticas para prevenir ataques cibernéticos antes de que se encuentren en la puerta de entrada de la organización. Este informe genera ideas y conocimientos únicos para los expertos en ciberseguridad y seguridad para mitigar y prever ataques cibernéticos"

Los analistas de Thales y Verint han definido cuatro categorías principales de atacantes en función de sus motivos y objetivos finales. De aproximadamente sesenta grupos principales de atacantes analizados, el 49% son grupos patrocinados por el estado, a menudo con el objetivo de robar datos confidenciales de objetivos de interés geopolítico. El 26% son “hacktivistas” motivados ideológicamente, seguidos de cerca por los cibercriminales (20%) que son impulsados por ganancias financieras. En cuarto lugar, los ciberterroristas representan el 5% de los grupos analizados.

Todos los principales poderes económicos, políticos y militares del mundo son objetivos prioritarios de los ciberatacantes. Los 12 países del mundo con el PIB más alto se encuentran en la cima de la lista de objetivos, encabezados por Estados Unidos, Rusia, la Unión Europea (particularmente el Reino Unido, Francia y Alemania) y China, seguidos por India, Corea del Sur y Japón.

Los sectores más afectados por estos grandes ataques son los gobiernos y sus capacidades de defensa, seguidos por el sector financiero, el de energía y el sector de transporte. Los ataques a los medios de comunicación y a la industria de la salud están aumentando rápidamente.

Por último, pero no menos importante, un número creciente de grupos de atacantes ahora se están centrando en las vulnerabilidades de la cadena de suministro, y en particular en socios, proveedores y prestadores de servicios más pequeños, a los que utilizan como troyanos para acceder a objetivos importantes.