FlagDomingo, 22 Abril 2018

Información de valor para integradores de Seguridad Electrónica y Ciberseguridad

 

 

 

 

La seguridad es uno de los factores que cada vez cobran mayor relevancia dentro de las prioridades tanto de las personas, como de las organizaciones. Los constantes ataques y vulnerabilidades que se conocen todos los días, han puesto en alerta sobre la importancia de la protección de dispositivos y redes, sin importar su tamaño, ni tampoco su ubicación, es decir, prácticamente todos estamos expuestos sin importar el lugar en el que nos encontremos.

 

Los sectores de gobierno y energía, seguido de comunicaciones y financiero, son de los más afectados por intentos de robo de información por parte de ciberdelincuentes en México y en general en América Latina, esto de acuerdo con el estudio Ciberseguridad y la Protección de la Infraestructura Crítica de las Américas, que realizó la Organización de Estados Americanos (OEA), en conjunto con la firma de seguridad Trend Micro a inicios de 2015. 

seg ene15 portada

 

El término "Internet de las cosas" (Internet of Things, o también conocido como IoT) es una expresión que ha cobrado relevancia en los últimos años, y que hace referencia a objetos comunes que con el avance de la tecnología se están interconectando a Internet. El término IoT se introdujo cuando el número de dispositivos fue mayor al número de personas conectadas a Internet, entre 2008 y 2009. 

sec dic15 principal

 

Cada vez con mayor frecuencia podemos encontrar información que nos hace evidente que el negocio de seguridad informática es altamente rentable, por ejemplo, de acuerdo con estimaciones de la consultora IDC, México realizaría en total una inversión en software de seguridad de 130 millones de dólares al concluir 2015, esto significa un 12% más que en 2014. Según la consultora en nuestro país hay dos tipos de empresas: las que han sufrido un ataque informático y las que no lo han detectado. 

seg nov15 port

 

Aunque las amenazas de seguridad son cada vez más específicas, los centros de datos continúan como el foco de ataques dentro de la mayoría de las organizaciones, ya que son los encargados de albergar la información que los ciberdelincuentes quieren obtener (números de tarjeta de crédito, cuentas bancarias, por mencionar algunos ejemplos), y son además el lugar donde radica el corazón de las operaciones comerciales de las grandes cadenas de retail, y por supuesto el punto más importante donde el gobierno deposita su información.