FlagSábado, 20 Octubre 2018

Información de valor para integradores de Seguridad Electrónica y Ciberseguridad

 

 

 

Con la llegada del nuevo año también la industria de la seguridad electrónica visualiza un entorno difícil, sin embargo, las necesidades del mercado siguen vigentes por lo que es necesario satisfacerlas. Si bien existe incertidumbre por las inversiones de gobierno no todo se acaba ahí, basta recordar cómo durante los años previos la mayoría de los grandes fabricantes enfocaron esfuerzos en el mercado de la pequeña y mediana empresa diseñando soluciones asequibles a fin de entregar tecnología que hasta hace años estaba destinada a las grandes corporaciones.

 

Terrorismo, robos, fraude y vandalismo son sólo algunos de los motivos por los que la videovigilancia móvil se vislumbra como un área de crecimiento, pues los vehículos son blanco para la delincuencia que a través de estos ataques genera millones en ganancias, ya sea contra pasajeros, operadores o mercancías.

 

Existe una tendencia global en las compañías de cambiar los gastos de capital por gastos operativos, motivadas por beneficios como la predictividad en el gasto y el destierro de grandes inversiones iniciales. Por si fuera poco, este tipo de esquemas traspasa la responsabilidad del mantenimiento a un tercero, lo que puede disminuir la necesidad de personal en la empresa, además aporta flexibilidad al negocio e incentiva al prestador a actualizar constantemente la tecnología para buscar un mejor rendimiento y lograr una mayor rentabilidad.

 

Actualmente la pequeña y mediana empresa representan una proporción abrumadora de las unidades productivas en México, incluso datos de Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) indican que de cada 100 empresas en territorio nacional al menos 99 son consideradas pymes.

 

De acuerdo a un estudio de la consultora IHS Technology, la base instalada de cámaras de videovigilancia prácticamente se duplicará en los Estados Unidos, pasando de 33 a 62 millones entre 2012 y 2016.

 

Cuando se trata de soluciones de videovigilancia se escuchan grandes cifras de crecimiento, como los proveídos por IHS que indican que el tamaño del mercado en 2016 estará cercano a los 16 mil millones de dólares, con una perspectiva de crecimiento alrededor del 7%. Asimismo se contempla un desplazamiento a nivel mundial de 66 millones de cámaras de red, contra los 28 millones de cámaras prospectadas de CCTV HD.

 

Parte del crecimiento que se percibe en el mercado de seguridad física viene por supuesto del sector de videovigilancia y todos los productos alrededor, existen datos que revelan grandes oportunidades de negocio con montos que superan los 19 mil millones de dólares a nivel mundial, sin embargo, existen otros sistemas que están mostrando potencial de negocio, se trata de las soluciones de control de acceso, que si bien están empezando a despuntar no significa que sea un mercado nuevo, pues desde hace 5 años firmas como Frost & Sullivan ya registraban en otras partes del globo cifras interesantes que posicionaban a estos sistemas en el radar de los integradores, incluso se vaticinaban tasas anuales de crecimiento alrededor del 12%, incluido 2016.