FlagJueves, 15 Abril 2021

Información de valor para integradores de Seguridad Electrónica y Ciberseguridad

 

 

axis noct

 

La constante transformación tecnológica es una respuesta a las necesidades de diversos sectores, entre ellos el de las infraestructuras críticas, por ejemplo, en el campo de la videovigilancia se busca desarrollar sistemas óptimos para enfrentar los riesgos y vulnerabilidades a los que están expuestos estos sectores, el objetivo es que las condiciones externas del entorno no afecten el campo de visión, calidad de imagen y la eficiencia del monitoreo. Hoy la tecnología de video en red no requiere de agentes externos para que pueda realizar su función de forma eficiente, para estos sitios donde es indispensable que durante el día y la noche se tenga la certeza de que el área se encuentra segura, se busca que visión nocturna sea un diferencial fundamental para que se cumpla con los estándares de seguridad en múltiples escenarios.

La tecnología de visión nocturna se está posicionando como una tendencia de seguridad esencial para la seguridad de las personas e instalaciones, ya que supera al ojo humano en cuanto a los alcances de visibilidad, por ello funcionan como una herramienta de videovigilancia capaz de generar alertas para notificar a los guardias de seguridad, reduciendo las falsas alarmas, y evitando riesgos potenciales en la infraestructura, la capacidad de estos sistemas responde a la visión más allá de la percepción.

El experto en tecnología de video, Ignacio Cabañas, Business Development Manager para Axis en Latinoamérica, menciona que “se requiere de soluciones capaces de monitorear en la oscuridad para asegurar todas aquellas infraestructuras donde el monitoreo continuo implica garantizar el funcionamiento de las actividades y la seguridad física de las personas y activos”.

Por ello, el experto menciona tres tendencias tecnológicas para garantizar el monitoreo eficiente, incluso en las condiciones más oscuras.

1. Lightfinder: Permite obtener videos de alta resolución con colores nítidos y un mínimo de desenfoque de movimiento, incluso en la oscuridad. Una combinación de sensores y un cuidadoso procesamiento de imágenes funciona para capturar imágenes a todo color en condiciones de poca luz, incluso mejor que el ojo humano.

2. IR Optimizado: Para poder definir a esta tecnología es preciso entender que IR se refiere a un sistema infrarrojo, en donde esta luz opera con una doble funcionalidad de día y de noche, es decir, de día la luz visible sirve para crear imágenes y de noche la sensibilidad de la cámara activa el sistema infrarrojo. Este sistema recopila información mediante luz de luna o artificial, para lograr un efecto totalmente discreto es posible adaptar bombillas incandescentes o una fuente de luz IR para mayor discreción.

3. WDR forense: Esta tecnología elimina la amenaza de subexposición o sobreexposición mediante el uso de tres tipos de algoritmos inteligentes para reducir los niveles de ruido y aumentar la señal de la imagen para mostrar cada detalle de la mejor manera posible, entregando video para un máximo uso forense.

“La tecnología para el monitoreo nocturno resuelve el problema de la luz mediante la aplicación de múltiples niveles de exposición, mejora del contraste y algoritmos avanzados que reducen el ruido y aumentan la calidad de la imagen”, señaló Cabañas

Como se observa, para todos los escenarios es posible adaptar una solución de videovigilancia IP que mejore la calidad de monitoreo, con estos sistemas las amenazas se reducen y aseguran contra vulnerabilidades, hacer una inversión de soluciones en su infraestructura mejorará considerablemente la estrategia de seguridad.